Saltar al contenido

Ejercicios de calentamiento para Golf

26 marzo, 2020

Todo el mundo habla de ello, todo el mundo sabe que es bueno, pero muy pocos son los que realizan ejercicios de calentamiento para golf antes de jugar.

Ya no hablo de realizar un calentamiento previo a pegar unas bolas, que eso sería lo ideal. Hablo de ni siquiera hacer algunos ejercicios de calentamiento justo antes de salir a jugar.

Con el calentamiento preparas al cuerpo para estar al 100% desde el primer golpe y por otro lado es el mejor modo de evitar lesiones.

Si eres de los que sí calientan o quieres dejar de ser de esos que no calientan este post te interesa.

El calentamiento debería llevarte en torno a 5 minutos. Realiza 10 repeticiones por ejercicio y lado. ¡Y ya estarás listo para empezar a calentar!

Ejercicios de calentamiento para golf

No pienses que esto son cosas que solo hacen los profesionales. Tómatelo en serio y cuida tu cuerpo.

¿Como puedes esperar sacar tu máximo rendimiento y por ejemplo pegarle lo más lejos posible, como cuento en los 4 consejos para pegarle más largo al driver, si no te cuidas?

¿Acaso no calentarías si fueras a salir a correr o si fueras a jugar un partido de fútbol?

La forma de entender los ejercicios lo mejor posible es el video que tienes más arriba. Pero si quieres más información te lo detallo todo a continuación.

¡Espero ayudarte con estos ejercicios de calentamiento para golf!

8 ejercicios para preparar a tu cuerpo

Gaviotas

  • Posición de Golf.
  • Brazos en 90 grados juntos en frente del pecho como si fuéramos a mecer a un bebe.
  • Abrir brazos manteniendo los 90 grados de flexión buscando juntar las escápulas.

Elevación de brazos

  • Posición de pie. Mete el coxis ligeramente hacia dentro para no arquear en exceso la zona de lumbar.
  • Levanta un brazo manteniéndolo extendido mientras se queda el otro brazo abajo. Alterna de forma dinámica.

Inclinación dorsal

  • Posición de pie.
  • Coge el hierro 7 por los extremos y sitúalo encima de tu cabeza con los brazos extendidos.
  • Inclina el torno hacia un lado y hacia otro manteniendo la parte inferior del cuerpo estable.

Rotación de hombros

  • Posición de pie
  • Desde la posición de origen de la inclinación dorsal baja el palo por detrás de la cabeza y sitúalo en la espalda (zona escapular). Si no puedes prueba con un hierro más largo y si tampoco puedes colócate el palo apoyado en la clavícula.
  • Rota los hombros hacia un lado y hacia otro todo lo que puedas. Pero las caderas se mantienen estáticas mirando al frente y la mirada en un punto fijo.

Rotación de caderas

  • Posición de pie
  • Misma posición que en la rotación de hombros.
  • Rota las caderas hacia un lado y hacia otro todo lo que puedas. Pero los hombros se mantienen estáticos mirando al frente y la mirada en un punto fijo.

Rotación completa de hombros

  • Posición de pie
  • Misma posición que en la rotación de hombros y la rotación de caderas.
  • Rota los hombros hacia un lado y hacia otro todo lo que puedas. En esta ocasión sí puedes girar las caderas para contribuir al giro de los hombros aunque la mirada se sigue manteniendo en un punto fijo. Intenta girar 90 grados.

Patada frontal

  • Posición de pie, el palo agarrado con la mano derecha y la cabeza apoyada en el suelo cerca del pie derecho.
  • Realiza una flexión de cadera lanzando la pierna derecha hacia delante como si de una patada se tratase intentando mantenerla todo lo estirada que puedas y llegando todo lo alto posible sin forzar.
  • Sin parar el movimiento la pierna viene hacia atrás para preparar la siguiente patada pero no dejes que el tronco se venza hacia delante.
  • Equilibra el balanceo con la mano libre.
  • Tras hacer las 10 repeticiones cambia el palo de mano y repite la secuencia.

Patada lateral

  • Posición de pie, el palo agarrado con la mano derecha y la cabeza apoyada en el suelo pero esta ver delante del cuerpo y dejando cierto espacio (el brazo quedaría estirado).
  • Lanza una patada lateral hacia la izquierda. Al llevar el pie hacia la izquierda tienes que intentar girar tu cadera hacia la izquierda. Al volver hacia la derecha el pie no se debe de venir detrás del cuerpo porque entonces el siguiente movimiento habrás perdido la inercia y no podrás rotar las caderas.
  • Durante los movimientos intenta mantener el cuerpo recto y ayúdate equilibrando el cuerpo con la mano libre.
  • Tras hacer las 10 repeticiones cambia el palo de mano y repite.